fbpx

Plantas de ósmosis inversa

Nuestras plantas de ósmosis inversa permiten tratar aguas con altos contenidos de sales (elimina el 99% de sólidos disueltos). La ósmosis inversa, es la última tecnología para la purificación del agua, se utiliza para tratar aguas con valores de TDS mayor a 500 ppm y llega a reducir hasta 10 ppm, obteniendo un agua de calidad apta para el consumo humano.

Nuestras plantas de ósmosis inversa tienen capacidad de producir de 1 m3/h hasta 40 m3/h

Filtros multimedia

Los Filtros multimedia están diseñados para poder filtrar sólidos suspendidos en el agua por medio de varias capas de medios filtrantes de diferentes tamaños. Este diseño permite que las partículas más grandes queden atrapadas en las capas superiores y las más pequeñas en las inferiores. Se utilizan como medio para separar partículas suspendidas en el agua y evitar ensuciamiento de las membranas de ósmosis inversa. Nuestros equipos tienen capacidad desde 1 pie3 hasta 40 pies3 

Ablandadores de agua

Los equipos ablandadores de agua permiten eliminar los iones de calcio y magnesio presentes en el agua, estos podrían incrustarse en las membranas de ósmosis inversa y reducir su eficiencia si no se eliminan.

Nuestros equipos incluyen válvulas para la regeneración y retrolavado de las resinas de intercambio de forma automática. Se recomienda utilizar estos equipos cuando el agua a tratar tiene una elevada cantidad de sales, mayor a 100 ppm de dureza total.

Filtros de carbón activado

Los filtros de carbón activado permiten la eliminación de compuestos orgánicos e inorgánicos presentes en el agua, metales y principalmente compuestos de cloro que dañan las membranas de ósmosis inversa. La remoción de estos contaminantes ayuda a mejorar considerablemente el sabor y olor del agua. Se utilizan estos equipos cuando el agua a tratar es de la red o contiene una concentración alta de cloro residual.

Generadores de ozono

El ozono es un poderoso desinfectante. No sólo mata las bacterias patógenas sino que, además, inactiva los virus y otros microorganismos que no son sensibles a la desinfección ordinaria con cloro.

La técnica de desinfección, fundamentalmente, en lograr un tiempo de contacto adecuado del agua, con la cantidad adecuada de ozono. Concentraciones de entre 0.5 y 0.8 mg/l de ozono durante unos tres o cuatro minutos son suficientes para conseguir una calidad de agua excepcional y desinfectada.

Lamparas de UV

Los sistemas de tratamiento y desinfección de Agua mediante luz Ultra Violeta (UV), garantizan la eliminación de entre el 99,9% y el 99,99 de agentes patógenos. Los Purificadores de Agua por Ultravioleta funcionan mediante la «radiación» o «iluminación» del flujo de agua con una o más lámparas de silicio cuarzo, con unas longitudes de onda de 200 a 300 nanómetros.